Giugno 28, 2022

Lamezia in strada

Trova tutti gli ultimi articoli e guarda programmi TV, servizi e podcast relativi all'Italia

COVID en España, en directo hoy: Ómicron, restricciones, vacunas, nuevas cepas… | Ultima ora

La estrategia austriaca de test gratuitos no logra frenar la pandemia

Mientras que hacerse un test de covid-19 es difícil o caro en gran parte del mundo, Austria ofrece pruebas illimitadas gratuitas a todos sus ciudadanos, una costosa estrategia que non ha evitato ni alti picos de hospitalizaciones ni cierres de l’economia e la vida social.

Con 8,9 milioni di abitanti, L’Austria ha realizzato subito unos 140 millones de test PCR e antígenos, más que países con 10 veces más población, come Alemania o Turquía, y se sitúa come el secondo del mondo, tras Chipre, en proporción a su demografía: una media de 15 test per persona. La capital, Viena, con 1,9 milioni di abitanti, ha desarrollado una infraestructura capaz de realizar casi 500.000 PCR gratuitas al giorno, più che toda la vecina Alemania, con 80 milioni di abitanti.

En los colegios austríacos los alumnos deben someterse a tres test semanales, tanto PCR como antígenos, lo que sin embargo no les exime de llevar una mascarilla FFP2 en clase. En Viena hay 30 punti e más de 250 farmacias donde hacerse una PCR gratuita, cuyo resultado reciben en menos de 24 ore.

El Estado austriaco se gastó en test en 2021 unos 1.600 milioni di euro. Una inversión que varios expertos ven injustificada, a la vista de que la incidencia acumulada de contagios supera la media europea, que el pasado noviembre fue una de las più altas del mondo e que las hospitalizaciones han estado varias veces por encima de las de países que men realizan muchos. Estas pruebas no selectivas realmente hacen poco por el control de la pandemia. Estamos gastando miles de millones sin ningun beneficio reale para la salud”, criticalizingaba recientemente el jefe de Medicina Interna en la Universidad de Medicina de Innsbruck, Günter Weiss.(Efe)

READ  Il presidente del Madrid afferma che gli indigeni sono il nuovo comunismo