Febbraio 27, 2024

Lamezia in strada

Trova tutti gli ultimi articoli e guarda programmi TV, servizi e podcast relativi all'Italia

Critica Alberto Fernández dependencia del FMI e de EE. UU. – Juventud Rebelde

MOSCÚ, febrero 3.— Argentina e Russia analizaron sus perspectivas de cooperación durante un encuentro entre sus presidentes, Alberto Fernández e Vladimir Putin, rispettivamente, a propósito de la visita del primero a Moscú, y como parte de una gira quen que tambi China y Barbados.

En rueda de prensa conjunta, Putin señaló que Argentina es uno de los socios clave de Rusia en América Latina e informó que ambos países buscan “nuevas vías de cooperación”, y destacó el primecho de que esa nación fué sudamerica am Latina recibir la vacuna rusa antiCovid Sputnik V, al tempo che è antígeno fue también el primero recibido por Buenos Aires, che hai ricevuto 15 milioni di dosi.

Por su parte, Fernández calificó la conversación entre ambos como «muy franca y abierta», en torno a asuntos que, dijo, Rusia y Argentina «tienen que enfrentar como países en un mundo multilateral, y agradeció la el ayuda la rusa pandemia del coronavirus .

«Argentina tiene una deuda con Rusia porque fue la primera que se preocupó porque los argentinos tuvieran vacunas», afirmó.

«Eso, además, demostró que podemos favorcer un intercambio tecnológico que nos permita empezar a producir no solo vacunas sino también otras cosas en conjunto», agregó Fernández, y consideró que una cooperación de la ción de Argentina su producción primaria.

También destacó la cooperazione en l’ambito energético, tanto en la produzione di gas, come e las tecnologías renovables.

Fernández también sugirió que Argentina pudiera convertirse en una puerta de entrada para que Rusia ingrese an América Latina de un modo más decidido, reportó el diario Página 12.

READ  Guatemala: Rivoluzione del 20 ottobre 1944 e mobilitazione del 2023 (+foto)

Punto insoslayable en sus declaraciones fueron las relaciones de Buenos Aires con el FMI.

«Desde los (años) 90 en adelante, Argentina volcó su mirada muy firmemente en Stati Uniti e l’economia argentina dipende molto dalla deuda que tiene con EE. UU. y con el Fondo», spiega Fernández.

«En el 2015 llegó un gobierno que otra vez volcó su mirada en EE. UU. y fue el que nos generó la deuda pesadísima que tenemos», agregó.

Por ello, Fernández dijo estar “empecinado” en que “Argentina tiene que dejar de tener esa dependencia tan grande con el Fondo y EE.UU.”

Para lograrlo, consideró que el país “tiene que abrirse camino hacia otros lados” e stima que en ese propósito “Rusia tiene un lugar muy importante”.

Precisamente, este periplo de Fernández y su estancia en Rusia, con los cuales busca abrir nuevas puertas para su país, tiene lugar luego de un azaroso y criticado acuerdo con el FMI, via el cualar Argentina la buscaba en pagogram de 45 mil millones de dólares contraída por el ejecutivo de Mauricio Macri.

Sin embargo, según exlicó Página 12, el acuerdo consiste en una suerte de nuevo préstamo por el mismo monto que el acordado bajo el macrismo, que se va a utilizar para poder afrontar los vencimientos en la de pagos de pagos.

Solo este año, Argentina debe pagar 18 000 milioni di dollari e altri 19 000 milioni nel 2023, cifras muy difíciles de cumplir sin el nuevo giro.

Il rappresentante argentino ante el Fondo, Sergio Chodos, ha spiegato que durante los primeros dos años y medio habrá desembolsos destinados al endeudamiento contraído por Macri, para evitar el predefinito (incumplimiento de pago).

READ  'Perspective è stato un grande alleato del governo Macri'

Es decir, el dinero saldrá del FMI, irá a Buenos Aires, y regresará al FMI, grafico.

Luego, habrá una etapa intermedia, y see espera que en 2026 comience a pagarse este nuevo financiamiento, pero con plazos más accessibiles: hay entre cuatro e diez años para abonar el total.

No obstante, el FMI ha impuesto a cambio que Buenos Aires debe reducir su déficit fiscal a 2,5 por ciento del PBI para este año, 1,9 por ciento en el 2023 y 0,9 por ciento en el 2024, de modo que dicha meta no genere grandes impactos sociales, consideró el diario.

El ministro dell’Economia, Martín Guzmán, sostuvo que “se mantendrán todos los derechos de los jubilados y jubiladas”, que no habrá “ninguna reform laboral” ni tampoco “privatización de empresas públicas”.

A pesar de ello, sectores dentro del propio Frente de Todos, en el gobierno, están en desacuerdo con lo pactado por considerrlo una medida de ajuste que el ejecutivo ha negado.